ISBN:

SKU: 978-84-8367-583-0
Páginas: 160

17,00 

Celia Álvarez Fresno

Que las ortigas no inunden tu jardín

Colección: Otros
Materia: Asturias, Literatura asturiana

UNA SONRISA PARA ESOS PADRES QUE MECIERON MI CUNA AQUEL AYER. Un beso de carmín para quien acompañó mi vida y me dio mis tesoros. Un abrazo gozoso a todos mis amigos. Un jirón de ilusión que yo he palpado, lo asentaré en mis nubes. Dejo un reguero de Luz que me fue dado… cubriendo las desdichas. Unas cartas, en sobres amarillos, con testimonios varios. Una Energía de Vida, a hermanos y parientes. Una peineta roja, para bailar soleares en mi tumba. Un beso apasionado a la Naturaleza que envía sus vibraciones. Una rosa amarilla en señal de amistad y de consuelo. Un vaso de agua fresca colmada de Amor a todo aquel que vive. Una coherencia bella a mentes que se agitan destruyendo vivencias. Y sobre todo, os dejo el testimonio firme que yo he palpado de que nada se acaba. Que somos Energía que baila aquí y allá. Que no existen barreras que digan fin. Que todo continúa. Y también os dejo mi búsqueda interior que ha culminado con el encuentro más bello de la Existencia, al conocerme a Mí, y saber de los otros. Os dejo la capacidad para saberos fuertes y hacer de vuestras bellas ilusiones una realidad futura. Y un beso especial a aquel que busca su razón de vivir y no la encuentra, porque mira detrás de las montañas sin ver que la propia Montaña vive en Él.
Una luz de paciencia para quien desea el «ya», «ahora mismo», sin
buscar tan siquiera.