Panait Istrati

Panait Istrati fue un escritor rumano en lengua francesa que obtuvo reconocimiento literario a partir de la publicación de su primera novela: Kyra Kyralina en 1923, y vio declinar su carrera de escritor y poner en duda su reputación con motivo de la publicación en 1929 de Vers l´autre flamme, testimonio crítico con el régimen soviético que elaboró a su regreso de la urss, tras una estancia de 16 meses.

Istrati nació en 1884 en Baldovinesti, pequeña localidad junto a Braila, en la desembocadura del Danubio. Hijo natural de una humilde muchacha de origen campesino que trabajó toda su vida como lavandera, y de un contrabandista griego abatido por la guardia fronteriza meses antes de su nacimiento, Panait Istrati empezó su vida de vagabundo a muy temprana edad, recorriendo el Mediterráneo oriental, el próximo oriente, Egipto… y desempeñando los más pintorescos oficios en calidad de aprendiz, a la vez que se entregaba con pasión a la lectura. Balzac y Dostoievsky fueron sus autores predilectos.

La soledad, la muerte de su madre, decepciones amorosas y amistades perdidas le llevan a intentar suicidarse cortándose la garganta en Niza en 1921. Salvado a tiempo, entra en relación con Romain Rolland quien apadrina su bautismo literario y le denomina “el Gorki de los Balcanes”. Se suceden años de éxito literario y se convierte en un intelectual comprometido, solicitado en defensa de causas progresistas.

Tras la decepción política a su regreso de la urss, irá publicando relatos biográficos y sus últimas novelas. Enfermo de tuberculosis y olvidado, murió en Bucarest en 1935.