Agustín Calvo Pinto y Velarde

La obra es el fruto de las observaciones, trabajo y conocimientos de un experimentado cazador real del tiempo de los primeros Borbones, Felipe V (1700-1746) y Fernando VI (1746-1759), a quienes, según afirmación del autor, «como a Dios en la Tierra nada se les oculta».