Adolfo Fernández Pérez:
Juventudes y socialismo en Asturias

Primer tercio del siglo XX
ISBN: 978-84-8367-184-9
Medidas: 17 X 24 cm
Páginas: 352
Fecha de publicación: Oviedo, 2009


25 € -

Otros Títulos

El socialismo en Avilés
José Barreiro García. Intelectual y dirigente socialista. Volumen I
José Barreiro García. Intelectual y dirigente socialista. Volumen II
1918-2018. Razones para un centenario.

Andrés Saborit, primer diputado socialista por Asturias

Tiempos heroicos: Diccionario biográfico del socialismo asturiano
El activismo de las Juventudes Socialistas de Asturias se inició cuando menos en 1904 al constituirse la Juventud Socialista de Mieres. Desde entonces y hasta 1931, fecha en la que concluye este estudio, su historia es indisociable del conjunto del movimiento obrero de orientación socialista: sociedades obreras, organizaciones sindicales, agrupaciones socialistas federadas a nivel regional desde 1901, y las secciones juveniles, se entrecruzan y experimentan un parecido devenir histórico en el que la pauta la marca el Sindicato de los Obreros Mineros de Asturias de la Unión General de Trabajadores (SOMA-UGT) organizado a finales de 1910.
En el caso de las secciones juveniles es más que evidente su profunda dependencia de las correspondientes del SOMA-UGT, de cuyo potencial y expansión dependía, a no dudarlo, su éxito, con las excepciones notables de Oviedo, Avilés y Gijón. De tal manera que, después de la fundación de la organización sindical minera liderada por Manuel Llaneza, éstas comienzan un espectacular despegue que alcanzaría su cenit a comienzos de 1917 con la creación de la Federación de Juventudes Socialistas de Asturias (FJSA).
La FSJA, la organización de su signo más poderosa de toda España, sufriría las consecuencias del fracaso de la huelga revolucionaria de agosto de 1917 y la represión subsiguiente. Pero no se resiente en los años inmendiatos a su constitución, sino que sigue creciendo en número de secciones y afiliados hasta rondar la extraordinaria cifra de los 4000. Sin embargo, la crisis abierta por el impacto de la Revolución soviética sacudió especialmente a la FSJA que quedó prácticamente deshecha. Tardará diez años en empezar a recuperarse, es decir, hasta 1929. Entonces, el impulso lo proporciona la incorporación de una nueva generación de jóvenes socialistas a la Federación que, desde junio de 1931, se transforma en Juventud Socialista Asturiana.