Carla Rodríguez González:
Jackie Kay: biografías de una Escocia transcultural


ISBN: 978-84-96476-22-6
Medidas: 12 x 17 cm
Páginas: 384
Fecha de publicación: Oviedo, 2005


23,95 € -

Otros Títulos

Las narraciones que Jackie Kay reclama para establecer las genealogías culturales de textos (auto) biográficos se sirven de las tradiciones de una Escocia redefinida en la que participan algunos relatos de la denominada "cultura negra" norteamericana de principios de siglo.
La Escocia contemporánea actúa en todo momento como un "cuarto espacio" de resignificación al que la autora recurre como referencia fundamental para conectar las influencias culturales con las que enmarca sus textos: las herencias de otras mujeres negras que han contribuido a la creación de una identidad positiva para la comunidad.
En el contexto escocés, el germen ideológico de la cohesión nacional que ha desencadenado los acontecimientos posteriores al referéndum de 1997 sobre el derecho a la autodeterminación, puede rastrearse hasta el pensamiento de los primeros nacionalistas del siglo XX, aunque el afianzamiento de la identidad nacional escocesa suele identificarse con el final de la década de los años setenta.
En un contexto en el que la representación política estuvo desvinculada de la realidad social mayoritaria del papel de la intelectualidad escocesa jugó un papel crucial a la hora de representar la ideología de la nación. Sin embargo, la representación de las voces femeninas en el ámbito de la cultura escocesa se ha visto mucho más reducida y limitada, salvo alguna excepción, a los roles tradicionales de pasividad defendidos por los discursos nacionalistas, con su división estricta de los espacios de género.
Las obras de Jackie Kay han logrado añadir al debate otros factores que cuestionan la legitimidad de las adopciones identitarias nacionales como la sexualidad o las lecturas de la diferencia en los cuerpos racializados y en los vínculos genéticos de la comunidad. La perspectiva desde la que Carla Rodríguez examina la obra de Jackie Kay incide en las intervenciones intertextuales de la autobiografía en su sentido más amplio, es decir, en cuanto al modo en que la autora representa su subjetividad en una persona literaria, así como sus reflexiones sobre las influencias genealógicas, la interacción de las narraciones biográficas de otros sujetos y la proyección del "yo" novelado a través de sus textos.
La particularidad de la obra de Jackie Kay ha obstaculizado en numerosas ocasiones el análisis de su obra, y se ha tendido a establecer un nexo directo entre las voces que utiliza y la narración "objetiva" de su biografía. Con frecuencia los análisis suelen resaltar con sensacionalismo los datos biográficos de la autora más que concentrarse en sus textos: su adopción por una pareja heterosexual escocesa blanca y comunista, sus orígenes "híbridos", fruto de la relación extramatrimonial de una escocesa y un nigeriano, así como el hecho de que se defina claramente como lesbiana. No obstante, el valor literario y el reconocimiento de sus textos ha quedado demostrado públicamente en los numerosos premios que ha recibido y la sitúan en un lugar destacado dentro del panorama de la literatura contemporánea en Escocia y en el Reino Unido.