Edmundo Lacazette y Manuel Gimeno


Una hermandad fotográfica en Asturias, 1891-1901. Álbum fotográfico
Introducción de Francisco Crabiffosse Cuesta
Coedición con el Muséu del Pueblu d'Asturies

El Museo del Pueblo de Asturias adquirió en 2019 a una rama de los descendientes de Edmundo Lacazette Areces trescientos negativos en cristal de temática variada, cuya primera visión certificaba su indudable calidad e interés. Tras tres generaciones conservadas en la familia y, dado su número, pudimos suponer que eran, tras sucesivas particiones hereditarias, los restos del archivo de este fotógrafo aficionado, del que nos constaba al menos la reproducción a lo largo de décadas de fotografías de su autoría.

La aceleración del coleccionismo fotográfico y su consecuente mercado, con la difusión de las imágenes, hizo que se descubrieran positivos de época firmados por M. Gimeno, cuyos negativos se hallaban en el conjunto adquirido bajo la atribución de Edmundo Lacazette. Es decir, al menos determinadas fotografías no eran obra de Lacazette, sino de un entonces ignoto Manuel Gimeno Azcárate, a quien los destinos de la magistratura habían traído a Oviedo. Aquí continuó con la práctica de la fotografía, lo que lo llevó a confraternizar con el grupo de aficionados más relevante del momento, entre quienes se encontraba Lacazette, con quien firmar.a obras conjuntamente. En Oviedo permaneció hasta 1900 y, tal vez al abandonar la ciudad y sin familia regalase a su amigo y coautor todo su archivo de temática asturiana, que gracias a su conservación ha llegado a nosotros.