Toli Morilla


La pasión según Mauro Aladro
Prólogo de Jaime Poncela
Toli Morilla (Antolín Morilla Corrales, Oviedo, 1961) tiene a sus espaldas una larga trayectoria como cantautor. Como solista ha publicado nueve discos, y fue autorizado por Bob Dylan para adaptar sus canciones al asturiano. Compositor, guitarrista y arreglista con el gaitero Hevia, trabaja en infinidad de proyectos discográficos situados en el folk, el rock y la canción de autor. En 2005 estrena Nueche d’insomniu, espectáculo con guión y relato original, basado en una colección de canciones grabadas en 2003 con el mismo título. Tres de sus obras crean una banda sonora para la poesía contemporánea en asturiano. Actualmente escribe una sección para el periódico La Nueva España: «Solo de trompeta».
Comenzó publicando algunos artículos en el periódico El Comercio, que concluyen con la serie de doce relatos recogidos en este libro. Bajo el título de La pasión según Mauro Aladro, compuso simultáneamente una canción para cada uno de ellos. Su décimo disco, Canciones transgénicas para el mundo mascota, publicado en 2020, contiene tres de esas canciones: «Canción 10», que se corresponde con el relato «Nada es sólido», y «La mala herida» y «Aquella luz», cada una con su texto homónimo.