Eurípides


Hécuba
Versión para teatro escolar: Jesús Ricardo Martín
Introducción: Concepción García Fuentes

Las Bacantes
Traducción, introducción y guía didáctica de Rosa García Rodero
Eurípides nació en Flía, una aldea del Ática, en el 484 a.C., fecha atestiguada por el Mármol de Paros.
Vivió en la época de mayor esplendor de Atenas y pudo ver la construcción de los monumentos de la Acrópolis.
Era un hombre solitario y austero y, según la tradición, detestaba a las mujeres. Se dice que habitó una cueva en la isla de Salamina, desde la que contemplaba el mar. Un busto tomado en su vejez lo muestra con expresión melancólica, larga barba, el pelo suave y labios finos.
Fue contemporáneo de Sófocles y Aristófanes, que lo parodia como personaje en algunas de sus comedias.
En sus últimos años vivió apartado, pues se habían desvanecido sus sueños sobre su ciudad, Atenas, que no le había perdonado las denuncias contra la injusticia que manifestó repetidas veces en su obra. Atenas le dio la espalda y se creó contra él una atmósfera hostil, por lo que optó por el destierro voluntario . Invitado por Arquelao, rey de Macedonia, acudió a su corte de Pela, donde pasó sus dos últimos años de vida. Allí murió en el 406.
Sobre su muerte se contaba que unos cazadores del rey Arquelao habían soltado una jauría de perros que atacaron y destrozaron a Eurípides cuando se encontraba en un bosque cercano a la ciudad.