Charles Darwin


La formación del manto vegetal por la acción de las lombrices
Introducción de Evaristo Álvarez Muñoz. Traducción de Jesús Coll Mármol
Charles Robert Darwin. Nacido en Shrewsbury, Shropshire, en 1809, y muerto en Downe, Kent, en 1892, Darwin estudia medicina en Edimburgo y Cambridge. En 1831 emprende viaje en el Beagle por América del Sur y las islas del Pacífico, viaje cuyas impresiones recoge en Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo (1839) y durante el cual recopila un asombroso caudal de datos geológicos, botánicos y zoológicos, cuya ordenación y sistematización le ocupa varios años hasta la formulación de su teoría de la evolución. Tras leer un manuscrito de Alfred Russell Wallace, Darwin se decide a dar a conocer las conclusiones de su estudio a propósito de la selección natural, presentado a los miembros de la Linneaean Society en 1858. Al año siguiente aparece Sobre el origen de las especies, obra que le proporciona un reconocimiento inmediato y se convierte en biblia del evolucionismo biológico. El resto de su obra, un tanto oscurecida por este primer deslumbramiento, contiene títulos tan indispensables para comprender la magnitud e impacto del esfuerzo darwiniano como La variación de las plantas y los animales bajo domesticación (1868), El origen del hombre y de la selección en relación al sexo (1871), La expresión de las emociones en los animalels y en el hombre (1872) o el que hoy editamos, La formación del manto vegetal por la acción de las lombrices, aparecido originalmente en 1881.