Eva Mar Santurio


Diccionario de cuentos y pesadillas
Premio Asturias Joven de Narrativa 2008
Nací en las casas del lavadero, a las afueras de Oviedo, en 1973. Empecé a inventarme historias de pequeña, para no aburrirme mientras esperaba a que me llegara el sueño. Creo que lo primero que escribí fue un poema titulado "El pisotón", dedicado a los que me daba la gente en el autobús. Mi encuentro con la crítica llegó pronto, cuando mi profesora de lengua me bajó la nota por haberme extendido (en un cuento sobre figuritas de Navidad) con la descripción del contenido de un cubo de la basura.
Me hice mayor. Entré en filología porque pensaba que era otra cosa. Seguí escribiendo, a veces teatro, a veces poesía, otras novela o relato. Quedé dos veces finalista del Asturias Joven de Narrativa; lo di por imposible. Hasta que, con 35 años, comprendí que no habría más oportunidades, y me animé. Así, más o menos, es el resumen de cómo llegué hasta aquí. Espero que os gusten los cuentecillos. He procurado que en ellos no aparezcan cubos de basura ni pisotones, solo gente con miedo. Cada uno con su propio y exclusivo miedo.

Eva Mar Santurio