Hans Kelsen


De la esencia y valor de la democracia (edición en tapa dura)
Edición y traducción de Juan Luis Requejo Pagés
De la esencia y valor de la democracia (Edición en rústica)
Edición y traducción de Juan Luis Requejo Pagés
La Teoría del Estado de Dante Alighieri (edición en tapa dura)
Edición y traducción de Juan Luis Requejo Pagés
HANS KELSEN (Praga, 1881- Berkeley, California, 1973), el jurista más importante del siglo XX y un demócrata comprometido cuando no era fácil serlo, pasa por ser el autor de una teoría del Derecho tan brillante como peligrosa para la defensa de la democracia. Una cruel ironía que es fruto de una continuada ceremonia de la confusión: identificar la teoría jurídica de Kelsen con su teoría filosófica-política, simplificando aquélla en los términos de una construcción que predica un Derecho "puro", accesible a cualquier contenido, también el autocrático. De ahí resulta un Kelsen indiferente a los valores, monstruoso y cínico. A ello se suma una ceremonia del olvido: de este ensayo, entre otros, escrito por un judío expulsado en 1933 de la Universidad de Colonia, con el beneplácito de Carl Schmitt, y arrojado a un largo exilio.
KRK Ediciones, que ya había publicado del autor De la esencia y valor de la democracia, edita ahora La teoria del Estado de Dante Alighieri, obra que publicó cuando contaba veinticuatro años , en 1905, siendo súbdito del Imperio Austro-Húngaro, es decir, del último vestigio, apenas ya reconocible, del viejo Imperio Romano, próximo a sucumbir para siempre con el fin de la Gran Guerra.
Andando el tiempo, se convertiría en el teórico del Derecho y del Estado más relevante del siglo XX y nunca volvería a publicar una investigación de las características de esta obra, casi extravagante en el conjunto de su inabarcable bibliografía. Y, sin embargo, no deja de ser tentadora la idea de que en éste su primer libro se adivina ya el verdadero y último propósito de su admirable construcción doctrinal. Tan sublime y armoniosa como la música de las esferas, tan implacable y consecuente como los círculos dantescos.